Cocina tradicional en Valle de Abdalajís

Nuestro entorno

Estamos situados en el Valle de Abdalajís, en la carretera que une Antequera con el Valle de Abdalajís y los pueblos del Valle del Guadalhorce: la A-343 en el km 27.200.

En este enclave, al norte de la Comarca del Guadalhorce, al borde sur de la Comarca de Antequera, situado a 8 km del Caminito del Rey, a 50 km de Málaga y a 20 km del Torcal de Antequera; se encuentra el Valle de Abdalajís, un tradicional pueblo andaluz de casas blancas, tejados árabes y empinadas calles.

Su localización, al pie del gran arco montañoso del subbético malagueño y en el valle creado por el Arroyo de las Piedras, ha sido históricamente una vía de comunicación natural entre la costa malagueña y las tierras de Antequera, uniendo así la alta y baja Andalucía.

Desde la prehistoria, el Valle de Abdalajís es la más importante vía de comunicación entre ambas partes de la comunidad autónoma, lo que ha proporcionado una riqueza arqueológica extraordinaria, desde el paleolítico, pasando por las distintas edades y épocas a lo largo de la historia, hasta llegar a nuestros días. En el Museo Arqueológico Nescania podemos hacer este recorrido histórico viendo numerosas piezas de gran valor para el municipio

En el entorno del Valle de Abdalajís tiene un gran protagonismo la sierra que recibe su nombre y que actúa como impresionante telón de fondo calizo (formado en el periodo jurásico) de las casas blancas que se extienden a sus pies.

Su localización, orografía y condiciones climatológicas, hacen al municipio y a su entorno un lugar idóneo para la práctica de cualquier deporte de naturaleza, como:

  • Senderismo.
  • Escalada.
  • Ciclismo de montaña.
  • Ala delta.
  • Parapente.

Esto ha permitido que el municipio sea conocido como “la capital del vuelo”.

También hay que destacar su importancia ornitológica, botánica, geológica, pero con distintas rutas específicas. De igual forma, su rica gastronomía, basada en productos del entorno:

  • Sopas.
  • Guisos.
  • Estofados.
  • Gazpachos.
  • Repostería artesanal.
  • Embutidos.
  • Entre otros.

Las tradiciones, la cultura y el carácter de sus gentes permiten al visitante disfrutar de su patrimonio histórico, natural y gastronómico.

En el entorno más próximo del Valle de Abdalajís tenemos El Chorro y los embalses del conde de Guadalhorce y Guadalteba, con desfiladeros impresionantes donde discurre el Caminito del Rey, paso construido en las paredes del Desfiladero de los Gaitanes, junto a la aldea de El Chorro. Este caminito se trata de una pasarela peatonal de más de 3 km, adosada a la roca en el interior de un cañón, con tramos de una anchura de apenas 1 m, colgando hasta 100 m de altura sobre el río en unas paredes casi verticales. El paso del tiempo produjo un gran deterioro en esta pasarela, lo que llevó a su rehabilitación, construyéndose una nueva pasarela con paneles de madera a lo largo de su recorrido; los trabajos de rehabilitación finalizaron en el primer trimestre de 2015 y su apertura se efectuó en marzo de este año, fecha a partir de la cual se han presentado multitud de visitantes, se pueden realizar excursiones previa reserva

En esta zona y en la de los embalses se pueden practicar todo tipo de deportes al aire libre:

  • Escalada.
  • Senderismo.
  • Bicicleta.
  • Deportes acuáticos.
  • Pesca.
  • Etcétera.

También se encuentran cercanos a este entorno pueblos como Ardales o Teba

También Antequera, importante ciudad monumental y geológica, donde podemos disfrutar del Torcal de Antequera, maravilla creada por la naturaleza, sorprendente paisaje kárstico que nos traslada millones de años atrás en la historia del planeta, así como los muchos siglos de historia que contemplan dólmenes, colegiatas, iglesias, conventos, palacios, arcos, puertas, alcazaba, capillas, ermitas, casas señoriales, palacetes y hasta la propia trama urbana de esta ciudad.

Además, la comarca Valle del Guadalhorce, compuesta por un grupo de pueblos blancos que destacan su potencial cultural con una red de museos que recorre los distintos pueblos y su desarrollo agroalimentario, con multitud de productores comprometidos con su entorno.

En Los Atanores Ventas y Restaurante le ofrecemos la mejor cocina tradicional en uno de los paisajes más bellos de España.